Ninguna situación es tan fácil como creemos


 

Siendo el Derecho una disciplina en la que me siento cómodo, me he atrevido a opinar con el único propósito egoista, de aprender y  expresar mi punto de vista, desde el respeto a todas las opiniones e intentando aportar ideas diferentes ante problemas comunes. Dicho esto, en primer lugar comenzaré planteando algunas preguntas sobre la Justicia, Economía, Eficacia y gestión, solidaridad y justicia distributiva.

IUSTITIA: ¿Que entendemos por Justicia? si nos vamos a la definición aportada por Ulpiano “Iustitia est constants et perpetua voluntas ius suum cuique tribuendi”, La justicia es la constante y perpetua voluntad de dar a cada uno su derecho. Pero a que Derecho se refiere Ulpiano? ¿a que tenemos Derecho? aquí viene el primer problema. Para saber a que tiene Derecho cada indivíduo sería necesario preguntar a cada cual a que considera que tiene derecho. Ante esta imposible tarea se hace necesario consensuar un Código ético o de valores con los que establecer una base aceptada por la mayoría de la humanidad. (Derecho Natural)

En su obra Mare Liberum (1609), Hugo Grocio distinguió entre el Derecho de gentes primario, por un lado, que consideraba inmutable por derivarse del Derecho natural; y el Derecho de gentes secundario, voluntario o positivo, por otro, que se derivaría de la voluntad de las naciones y sí sería susceptible de modificación. Por que de otra forma, ¿quien se consideraría así mismo dotado de Auctorictas para decidir a que tenemos derecho y a que no? ¿Que es justo o no? por que no debemos olvidar que lo que es justo para unos puede resultar injusto a otros.

Establecidas las bases éticas o principios de Derecho natural, cada Estado debe dotarse de un sistema de funcionamiento que garantice la convivencia y el respeto a estos principios, los cuales deben ser materializados en leyes de obligado cumplimiento por todos por convicción y si es necesario por coacción, para asegurar esa convivencia pacífica entre personas, incluso si en esa aplicación tenemos la sensación de injusticia (Dura Lex, sed Lex) esta debe aportar la seguridad jurídica necesaria para que todos conozcamos de antemano cual va a ser la actuación del Estado en cada situación y podamos adaptar nuestras acciones a esta regulación.

ECONOMIA: Intercambio de bienes y servicios a cambio de otro bien (dinero). Escasez y economía son hermanas, de hecho, los bienes escasos se consideran bienes económicos y establecen su valor en virtud del precio. ¿Debe estar el precio regulado por el Estado o debe articularse un sistema de libertad de precios?, este es el segundo problema. Si el Estado establece los precios el productor de bienes y servicios puede no encontrar estímulos para seguir produciendo. Si el precio es considerado por él injusto, pues no cubre los costes de producción o no le aporta el incentivo necesario para producir, se retirará del mercado. La consecuencia más inmediata es que el Estado debe asumir la complicada y difícil responsabilidad de decidir que se produce, en que cantidad y que precio se ha de pagar, o bien, distribuir lo producido decidiendo que recibe cada individúo y en función de que.

SOLIDARIDAD: Bonita palabra si no fuera por la dificultad de llevarla a la práctica. El Estado debe de estar siempre en aquellas situaciones desgraciadas que por fuerzas ajenas a la persona ésta no puede resolver por si misma. De lo contrario volvemos al problema de ¿quien necesita solidaridad?, ¿solidaridad para todos o sólo para algunos en detrimento de otros? ¿cuanta solidaridad debemos recibir? ¿quien esta dotado de Auctoritas par decidirlo? ¿Quien decide quien vive o quien muere?.

JUSTICIA DISTRIBUTIVA: ¿distributiva de que y a quien? ¿quien recibe y en virtud de que criterios? ¿como distribuimos la riqueza sin la duda de que estamos siendo justos? ¿Por qué hemos llegado a la situación de crisis actual?. ¿Culpa de los Bancos? ¿Capitalismo salvaje? o ¿tenemos todos parte de culpa por no actuar de forma responsable a la hora de adquirir bienes y servicios y vivir por encima de nuestras posibilidades?. El mercado ofrece productos y somos nosotros los que en última instancia decidimos si adquirirlos o no y si estamos dispuestos a pagar el precio que nos piden. ¿Conocemos realmente el valor de las cosas o compramos sin saber si lo que compramos realmente cuesta lo que nos piden? ¿Que razones nos impulsan a comprar?. La Banca es un negocio como otro cualquiera, especula como cualquier negocio con el precio de los productos que ofrece. Los Bancos Centrales sólo deben asegurarse que el Banco es solvente para con los depósitos y obligaciones que tiene que cumplir, sin poner en riesgo el sistema bancario. Evidentemente esto último no se ha hecho. No se ha examinado con detenimiento la adquisición de productos de dudoso valor real llenando los activos con productos de alto riesgo por su valor y dando como resultado un saldo final en las cuentas de dudosa credibilidad.

RACIONALIZAR:  No creo que sea el camino adecuado, el mercado se autoracionaliza a través del mecanismo de los precios. En un sistema de competencia real sólo los más eficientes permanecen en el mercado teniendo que salir los menos eficientes.

GLOBALIZACION: A favor, si somos menos eficientes que los chinos fabricando juguetes por que invertir en ello, Centrémonos en la producción de aquello en lo que somos más eficientes que ellos. El intercambio comercial corregirá los desequilibrios.

Anuncios

Acerca de nafasaro

Expectante
Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s